“Cuando, a los 15, mis amigas fueron dejando los deportes de equipo para no parecer "musculosas". Cuando, a los 18, mis amigos eran incapaces de expresar sus sentimentos, ahí decidí ser feminista.”
Emma Watson

El I CONGRESO CULTURA E IGUALDAD es un compromiso con la igualdad de género en la cultura, que nace con la ambición de convertirse en un referente para la industria gallega, estatal y europea, así como internacional, con el objetivo de contribuir a la realización de una auténtica cultura igualitaria.

Esta primera edición estará dedicada al sector audiovisual y se llevará a cabo en el auditorio del Palacio de Congresos Mar de Vigo, durante los días 17 y 18 de noviembre, a través de seis mesas de debate en las que intervendrán diferentes representantes de las administraciones públicas y de la industria del audiovisual.

Carta de la directora

En su informe de 2014 Igualdad de Género y Cultura, la UNESCO declaró, por primera vez, que no es posible el acceso universal a la cultura y la protección de la diversidad cultural si las mujeres permanecen mayoritariamente excluidas, ni es posible el cambio de valores necesario para lograr la igualdad de género si las mujeres no hacen cultura.

La igualdad entre mujeres y hombres es uno de los principios fundamentales en la Unión Europea, tanto en sus tratados constitutivos como en las directivas comunitarias que garantizan la igualdad de oportunidades y de trato entre ambos sexos y la lucha contra la discriminación basada en el sexo.

La Constitución Española establece en sus artículos 9,2 y 14 que las españolas y los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna, entre otras cosas, por razón de sexo, y que corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en los que se integra sean reales y efectivas; eliminar los obstáculos que impidan o dificultan su plenitud y facilitar la participación de toda la ciudadanía en la vida política, económica, cultural y social.

Con el objetivo de desarrollar tanto los principios constitucionales como la normativa comunitaria en materia de igualdad, se promulgó la Ley Orgánica 3/2007, del 22 de Marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres que, en su artículo 26 para la igualdad en el ámbito de la creación, producción artística e intelectual, articula medidas de promoción específica de las mujeres de la cultura y todo tipo de acciones positivas para lograr la presencia equilibrada de mujeres y hombres en el panorama artístico y cultural.

Desde la creación de la LEY, podemos ver los logros en algunos sectores, no así en el sector cultural. Vemos como desde el gobierno, las autonomías, diputaciones y ayuntamientos no se abordan planes estratégicos para la igualdad en la cultura y que, tampoco, la Industria Cultural manifiesta una preocupación excesiva ante esta realidad, con todo lo que esto supone. Es sorprendente que no existan planes de igualdad en los teatros públicos, en la ficción de las televisiones públicas, en las subvenciones y, en general, en las Industrias Creativas y Culturales, como recoge la Ley.

Según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, sobre la ocupación en el sector cultural, se aprecia una ocupación de las mujeres de la cultura muy inferior a la media del resto de los sectores: el empleo femenino en la cultura representa el 39,6% del total, mientras que el promedio del resto de los sectores es del 45,6%.

El arte ofrece posibilidades de cambio, pero también puede preservarse y conservarse. No hay duda de que los roles de género estereotipados se han preservado y reproducido en términos cuantitativos y cualitativos y que los mensajes de género, sesgados, siguen transmitiéndose en las producciones culturales. En consecuencia, el sector cultural tiene un largo camino por recorrer en materia de igualdad de oportunidades.

Todavía existe una elevada discriminación de género en la relación entre hombres y mujeres, tanto en el acceso a los recursos como a los puestos de poder, liderazgo y poder económico.

La igualdad de género es el tema más trascendente de las sociedades y de la democracia, ya que es transversal a todas las áreas de la sociedad, la economía, la política y la cultura. La relación entre hombres y mujeres tiene consecuencias en cada uno de los terrenos de la vida cotidiana y, al mismo tiempo, moldea la forma en que se deciden las acciones políticas, públicas, económicas, sociales y culturales.

El campo de la cultura es un socio vital en el trabajo de la igualdad de género, ya que sus contenidos pueden fortalecer la igualdad sin que, por ello, se produzca un impacto negativo en la libertad artística.

El 22 de marzo se cumplieron 10 años de la Ley Orgánica 3/2007 por la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Nos parece un buen momento para profundizar tanto en la situación actual como en el futuro que debemos construir para lograr una cultura libre de estereotipos e igualitaria, un buen punto de partida para comenzar el diálogo y el debate. Por ello, decidimos afrontar el compromiso de crear, desde el Auditorio Pazo de Congresos Mar de Vigo, un espacio anual que denominaremos CONGRESO CULTURA E IGUALDAD.

Sabemos que para lograr una Industria Cultural igualitaria es necesario construirla entre mujeres y hombres, ya que la igualdad sólo se logrará con el compromiso de ambos sexos.

Tenemos la seguridad de que no terminaremos con la desigualdad y la violencia contra las mujeres si no transformamos los contenidos de nuestras series, de nuestras películas, de nuestro teatro, etc.

Por otro lado, es importante entender que las mujeres no somos un colectivo, somos la mitad de la humanidad. Por lo tanto, la incorporación de nuestra mirada, en igualdad absoluta, en los contenidos culturales, es trascendental para construir sociedades donde niñas y niños puedan soñar con ser lo que desean, donde las niñas crezcan sabiendo que el mundo también les pertenece, en la certeza de que un mundo de iguales será un mundo más feliz.

Las mujeres no somos el problema de la Industria Cultural, somos la solución.

Berta Ojea
Idea y Dirección I Congreso Cultura e Igualdad.

Comparte
Sigue a #culturaeigualdad